MESA DULCE HARRY POTTER

Este es quizá uno de los proyectos más importantes en cuanto a mesa dulce se refiere.

Además el tema elegido, Harry Potter, es un universo con muchísima información, muchos datos, muchos objetos, muchos personajes, muchísimos detalles, un lenguaje propio…vamos, un mundo entero alrededor de los libros, películas, merchandising…Ha sido por tanto muy difícil elegir los elementos, descartar muchos también, se han hecho varias listas, he descartado cosas incluyéndolas después y al revés…y al final el criterio a seguir ha sido el personaje en sí de Harry Potter y los gustos del pequeño para el que era la mesa.

Comienzo a describirla, si es que hace falta, pero para los que no son fans de la saga:

Como se puede observar es una mesa dulce inspirada en Harry Potter en sí. Los colores sobre los que se disponen todos los elementos son marrón, granate y amarillo: marrón a modo de cortina en el frente para darle oscuridad, granate se ha forrado la mesa y a amarillo se ha puesto en el borde de la misma, ambos colores similares a la bufanda que lleva Harry y que es uniforme de la escuela de magia.

En cuanto al resto de decoración, además de baúles, jaula, velas y demás elementos decorativos sin más importancia que la ambientación, uno de los motivos por los cuales es un gran proyecto es que muchos de ellos son regalos para el niño, así en el frente sobre la cortina marrón el mapa del merodeador y los carteles de “se busca” y portadas del “Daily prophet”, periódico de cabecera de la comunidad mágica.

De izquierda a derecha, cerveza de mantequilla (auténtica y sin alcohol), un bote de plumas de fénix. En el centro, sobre el baúl plano, la bufanda de Harry, que hemos hecho a mano, las gafas y la varita de Harry. A la derecha sobre la jaula, Hedwick, la lechuza de Harry y delante de ella un par de chillonas mandrágoras. En el mismo lugar branquialgas y botellas de pociones de las cuales se han elegido: multijugos, verisaterum, poción reveladora, filtro de amor y filtro delirious.

Un cuaderno de hechizos, una serpiente, de la cual Harry comprende y habla su lengua, y enredado con ella la primera carta completa de Howarts, la escuela de magia, que Harry recibe en casa de sus tíos, es decir el sobre , la carta en sí y el billete del tren. Y por ultimo, en el borde de la mesa una escoba, a la que hemos pintado “Nimbus 2000”.

Bueno, vamos con los dulces…

La tarta es el sombrero seleccionador que decide a qué casa va cada uno de los alumnos y que elige Griffindor para Harry. Por dentro y para seguir con la temática mágica el bizcocho es de calabaza y esta rellena de crema de queso.

Los cake pops simulan al snich, la juguetona bola que Harry, el buscador de su casa, tiene que coger en el Quiddich. Por dentro son de chocolate a la naranja y por fuera la cobertura es de chocolate blanco y oro comestible. Las alas son papel de azúcar.

Los cupcakes llevan cerveza de mantequilla en el bizcocho y en la crema de chocolate. Los toppers son el andén 9 3/4  donde se coge el tren que lleva a Howarts.

Las galletas son hechizos y están elegidos estos de una larguísima lista de ellos. Son galletas de mantequilla y fondant y pintadas a mano a pincel.

Además las chuches con ojos de gelatina y palomitas gourmet de pistacho.

No creo se me olvide nada 😉

 

Comments are closed.

 
 
 
 
shared on wplocker.com